Un disyuntor de corriente residual con protección contra sobrecorriente (RCBO) se utiliza principalmente en aplicaciones que necesitan protección contra sobrecorriente (sobrecarga y cortocircuito) y protección contra corriente de falla a tierra.

Pueden detectar fallas y disparos a tiempo para garantizar la seguridad del personal y el equipo. RCBO es el más funcional, con cortocircuito, sobrecarga, fuga y tres tipos de funciones de protección.